Thursday, April 19, 2018


Como Ser Una Esposa Según La Biblia - Nuestro Rol

A diferencia de lo que muchos piensan la prioridad de la mujer casada después del Señor es su marido, y no sus hijos. Dios ha hecho del matrimonio como la relación que más une: “Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne”, Génesis 2:24. Dios hizo a la mujer con el propósito de ser “ayuda idónea para él” Génesis 2:18.

La Biblia deja claro que este propósito divino en la creación de la mujer en ninguna manera la hace a ella un ser inferior. La mujer cristiana debe ser una ayuda a su marido físicamente, emocionalmente, mentalmente y espiritualmente. Ella es el complemento del hombre. Ella debe ser su ánimo y aquella que le conforta.

Necesitamos tener en cuenta que en nuestro rol como esposas tenemos el potencial de hacer o deshacer a nuestros esposos: “La mujer virtuosa es corona de su marido, pero la que lo avergüenza es como podredumbre en sus huesos”, Proverbios 12:4.

Según el pasaje de la mujer virtuosa de Proverbios 31 “En ella confía el corazón de su marido” (v.11), “Ella le trae bien y no mal todos los días de su vida” (v.12), “su marido también la alaba” (v.28).

En este pasaje de Proverbios 31 podemos encontrar una mujer que ama a su marido, que le es fiel, que busca su bien y lo hace sentir importante. Ahora bien, ¿cómo se pone todo esto en práctica?:

1) Respétalo. “En todo caso, cada uno de ustedes ame también a su mujer como a sí
    mismo, y que la mujer respete a su marido”, Efesios 5:33
2) No le critiques ni le ridiculices.
3) Sé agradecida y expresa esa gratitud de diferentes maneras.
4) Dile lo que admiras de él y dile que lo amas. Estamos muy equivocadas cuando
    pensamos que los hombres no necesitan oír que les amamos.
5) Pon atención a los pequeños detalles, algún regalo inesperado, alguna cena
    sorpresa, etc.
6) Arréglate para él, no descuides tu aspecto físico.
7) Busca tiempo para estar a solas con él

Si tienen hijos, intenta pasar tiempo con él en intimidad. Hemos de invertir tiempo en nuestra pareja a lo largo de la vida, en todas las etapas del matrimonio, desde el principio. Si nos volcamos en nuestros hijos como lo más importante de nuestra casa, la pasaremos mal cuando llegue el tiempo del nido vacío, por eso debemos lograr una unidad y acoplamiento para poder disfrutar de la convivencia en la madurez. Tenemos toda una vida para trabajar la relación, para disfrutar de nuestra pareja a lo largo del matrimonio hasta que los dos seamos viejos. Una de las imágenes más hermosas para mí es ver a una pareja de ancianos paseando tomados de la mano.

8) Ora por él y con él.  
Sé que es difícil empezar si no tienes esa costumbre, pero sería bueno que lo hablaras con tu pareja y buscaran un tiempo de leer la Biblia y orar juntos cada día. Mi esposo y yo antes de casarnos, cuando ya estábamos comprometidos y en el colegio bíblico, decidimos empezar a orar juntos y comenzar cada día poniendo al Señor primero y encomendando nuestras vidas en manos de Dios. ¡Esto no tiene precio! Descubrimos la Palabra de Dios juntos, comentamos las obras de Dios y oramos a Dios por los asuntos o problemas familiares o de iglesia. Debemos buscar construir nuestro hogar sobre la Roca, que es Cristo y su Palabra.

9) Sé una mujer sumisa, sin controlar o manipular. Esto tambien es para la mujer que es o se llama “Pastora”. En el mensaje del Evangelio se comparte la visión de la “Gran Comisión”, pero el esposo aun en la iglesia, sigue siendo el sacerdote del hogar al igual que el sacerdote tuyo mujer. No confundas tu rol con la “autoridad de la predicación”, pues son dos cosas completamente diferentes.

“Las mujeres estén sometidas a sus propios maridos como al Señor”, Efesios 5:22.
Mujeres, estén sujetas a sus maridos, como conviene en el Señor”, Colosenses 3:18

 Asimismo ustedes, mujeres a, estén sujetas a sus maridos b, de modo que si algunos de ellos son desobedientes a la palabra, puedan ser ganados sin palabra alguna por la conducta de sus mujeres”, 1 Pedro 3:1.

Como mujeres cristianas, este es el mandato del Señor. Reconozco que es un tema complicado, pero hay que ponerlo en práctica. Creo que muchas veces se ha malinterpretado, y muchos hombres han sido machistas o déspotas con sus mujeres usando este principio como excusa.

Quiero dejar claro que sumisión no es subyugación. Es un asunto que tiene que ver con los diferentes roles dados por Dios al hombre y a la mujer. El hombre es nuestra cabeza como Cristo es la cabeza de la iglesia.      

10) No descuides las relaciones sexuales.

Que el marido cumpla su deber para con su mujer, e igualmente la mujer lo cumpla con el marido. La mujer no tiene autoridad sobre su propio cuerpo, sino el marido. Y asimismo el marido no tiene autoridad sobre su propio cuerpo, sino la mujer. No se priven el uno del otro, excepto de común acuerdo y por cierto  tiempo, para dedicarse a la oración. Vuelvan después a juntarse, a fin de que Satanás no los tiente por causa de falta de dominio propio”, 1 Corintios 7:3-5.

Muchas mujeres, con el paso de los años piensan que esta área no es tan importante, y es verdad, no lo es: ¡es crucial! No solo eres la ayuda idónea para tu esposo, su compañera, su mejor amiga, sino que debes ser su amante.

Tu cuerpo no te pertenece, le pertenece a él.

Muchos matrimonios se han roto por no cuidar la relación sexual. Por lo tanto cuida y disfruta de la relación sexual. Es una bendición cuando sentimos que después de años de matrimonio los dos nos seguimos deseando, ¡a pesar de nuestros kilos de más y de nuestras arrugas!

Procura ser intencional en que tu matrimonio refleje la unión de Cristo y su iglesia
Efesios 5:21-33 y en cumplir el rol de esposa que Dios te ha dado.

 
“Eres princesa de Dios y Naciste Para Reinar”
- Dra. Sarah Barek

 

Wednesday, March 21, 2018


Amada Incondicionalmente

El Amor de Dios y Su paz siempre están con nosotras.
2 Corintios 13.11

Fue un diseño simple. Cinco hilos de estambre se unen para tejer una colcha suave. Recuerdo que de pequeña mi madre tejía cada pedacito entre sus dados y que dichos pedacitos tejidos majestuosamente cabían entre sus manos. Continuaba tejiendo y uniendo los pedazos hasta que hubiese finalizado la colchita para mí.

Recuerdo que esta era mi colchita favorita, tejida con mis colores pasteles favoritos: lilac, amarillo, blanco, verde y rosa. Aparte de dormir con ella, me acostaba a mirar la TV y cuando me enfermaba, mi madre me arropaba en mi colchita. Me sentía amada y segura arropada en ella, pues mi madre me la había hecho especialmente para mí.

Hoy, todavía la tengo, aunque ya viejita pero todavía duradera. De vez en cuando, arropo a mis nietecitas al momento de sus siestas. Cuando la veo, recuerdo el amor incondicional con la cual mi madre paso horas tejiéndomela hasta entregármela ya terminada. Las largas horas que le dedicó para terminármela.

Hoy es uno de esos días que cuando leí este versículo 2 Corintios 13:11, recordé con el amor y la entrega que mi madre invirtió para hacerme mi colchita y esta

me sirvió de recordatorio del inmenso amor y dedicación de Dios para mí. De Su paz, pues cuando la abrazo siento el amor y la paz de mi madre. Así sentí el amor y la paz de Dios.

No importa lo que yo haya hecho, lo que haya sucedido, Dios me ama incondicionalmente con un amor sincero, entregado, dedicado, el cual nos da paz.

El amor de Dios, como el de mi madre, es incondicional.

El amor incondicional y desinteresado, dirigió a Jesús a la cruz. Su amor nos sana, nos acaricia, y nos da paz. Su amor por nosotras es precioso e indefectible. Es consistente, seguro, constante, y todo porque Él nos ama. Su amor nunca nos deja o nos desampara.

Él continuamente nos ama y por medio de Jesús Su Hijo, nos extiende Su gracia y perdón sin importarle la circunstancia de lo fue y es tu vida. Él solo espera que tú le des la oportunidad de, perdonarte, restaurarte, amarte, levantarte como lo que eres: Su Hija.

Recuerda que tú no eres perfecta y nunca lo serás y Él aun sabiéndolo te espera con manos estrechadas para darte la bienvenida. Eres Linaje Escogido, Royal Sacerdocio y Su Princesa.

“Eres Princesa de Dios y Naciste Para Reinar”
Dra. Sarah Barek

Facebook: Mujeres Unidas Internacional - Dra Sarah Barek

Instagram: mujeres.unidas.internacional
Twitter: Twitter.com/@drabarek
www.mujeresunidasinternacional.org

Wednesday, March 14, 2018


 “5 Áreas de la Vida de una Mujer que Necesitan el Toque de Dios

Hace muchos años cuando me convertí, mi corazón fue tocado mientras leía en las Escrituras sobre una mujer que estaba tan desesperada por la sanidad de Dios en su vida, que estaba dispuesta a hacer cualquier cosa para tocarlo - (Marcos 5: 24-34).

Tuve que preguntarme, ¿qué tan desesperada estoy por el toque de Dios en mi vida? Hay momentos en que podría estar desesperada por sentir y parecer más joven, estar más delgada, tener más en el camino de la paz y la felicidad. Pero, ¿cuán desesperada estoy de ser completa en todos los sentidos? Esta pregunta, nos la hacemos todas a diario. Por lo que como soy profesora,  me adjudique la siguiente tarea, de encuestar a casi 100 mujeres, y encontré varias áreas comunes en las que las mujeres, incluida yo misma, necesitamos el toque de Dios para estar completas.

También encontré que las Escrituras se refieren a estas áreas de la vida de una mujer, para que podamos recibir Su toque sanador. Es por eso que les dejo cinco puntos que nos ayudara a reflexionar en ser una mejor mujer de Dios.

1. Nuestros Corazones: Para Que Puedan Ser "Puestos en las Cosas de Arriba"

A menudo, las mujeres nos preocupamos por lo temporal: facturas que deben pagarse, si un hombre entrará o no en nuestras vidas, si podremos tener un hijo, qué está diciendo alguien sobre nosotras, cómo luce nuestro cuerpo, etc. A veces nos preocupa más lo que dicen las escalas que lo que dice Dios. Nuestro corazón está en sintonía con nuestro saldo bancario, en lugar del equilibrio de nuestra vida.

Sin embargo, Dios nos instruye en Colosenses 3: 1-2: "pon tu corazón en las cosas de arriba".

Si nuestras prioridades están en el cielo, no en esta tierra, no solo seríamos más felices y más sanas, sino que estaríamos menos agotadas financieramente y emocionalmente.

Mateo 6: 19-21 nos dice que no "acumulemos tesoros aquí en la tierra donde la polilla y el óxido destruyen y donde ladrones penetran y roban. Pero acumula tesoros en el cielo.....Por donde está su tesoro, allí estará su corazón ser también”.

Se necesita el toque de Dios para despejar nuestros corazones de lo que este mundo dice. Es muy importante centrarlo en las cosas de arriba.

2. Nuestras Mentes, Entonces se “Transforman y Renuevan”

Es increíble cuántas mujeres profesan conocer a Dios y seguirlo, sin embargo, sus patrones de pensamientos son como los de cualquier otra persona en el mundo. Las Escrituras nos ordena: "No copies el comportamiento y las costumbres de este mundo, sino deja que Dios te transforme en una nueva persona, cambiando la forma en que piensas. Entonces sabrás lo que Dios quiere que hagas, y sabrás cuán bien, agradable y perfecta es realmente Su voluntad”  (Romanos 12: 2,).

Además, la Palabra de Dios instruye: "fija tus pensamientos en lo que es verdadero, honorable y correcto. Piensa en cosas que son puras, hermosas y admirables. Piensa en cosas que son excelentes y dignas de alabanza.... y el Dios de paz estará contigo” (Filipenses 4: 8-9).

De cuanta angustia mental nos ahorraríamos, si permitiéramos que Dios transformara nuestra mente y renovará nuestros pensamientos para pensar como lo Él haría.

3. Nuestras Bocas: Ser Sanas y Agradables a Dios

Debido a que las mujeres tendemos a ser muy comunicadoras, podemos muchas veces causar mucho daño con la boca, si no la ponemos bajo el control de Dios. Ya trátese de chismes, críticas o comentarios desagradables, nuestras bocas pueden ser instrumentos de rectitud o injusticia.

En Efesios 4:29 se nos dice que "no dejemos que salga de nuestra boca ninguna palabrería insana, sino solo lo que es útil para edificar a otros, de acuerdo con sus necesidades, para que beneficiemos a los que escuchan". El toque de Dios en nuestras vidas puede hacernos mujeres cuyas palabras sanan y alientan, en lugar de distraer y destruir.

4. Nuestros Cuerpos: Ser Puro y Santo Para Él

¿Eres tú de las que se preocupan por lo que dice la balanza, cuántas calorías consumiste y si puedes o no adaptarte a un peso determinado? El mandamiento de Dios para nosotros es "Entregar sus cuerpos a Dios. Que sean un sacrificio vivo y santo, del tipo que Él aceptará. Cuando piensas en lo que Él ha hecho por ti, ¿es esto demasiado pedir?" (Romanos 12: 1)

Es importante que mantengamos nuestros cuerpos sanos y en buena forma (ya que somos Su templo), pero Dios dice que nuestra preocupación más frecuente debería ser que conservemos santos nuestros cuerpos. De hecho, Dios llama a mantener nuestros cuerpos santos como nuestro "acto espiritual de adoración" (Romanos 12: 1).

5. Nuestras Emociones - Ser Calmadas Con la Paz de Dios

Hay días en que, hormonalmente o solo de forma circunstancial, necesitamos el toque de Dios para calmar nuestras emociones agotadas y nivelar nuestras vidas.

Filipenses 4: 6-7 dice: "No te preocupes por nada, pero ora por todo. Con corazones agradecidos ofrece tus oraciones y peticiones a Dios. Entonces, porque perteneces a Cristo Jesús, Dios te llena con una paz que no podemos  comprender completamente. Y esta paz controlará la forma en que pensamos y sentimos” Una mujer que está controlada por la paz de Dios, está en el lugar más seguro, en sus brazos.

Creo que si buscamos el toque de Dios en estas cinco áreas de nuestras vidas, rara vez tendremos motivos para sentir que estamos llegando al límite.

Por ejemplo, cuando te frustres en una relación, vuelve al principio. Deja que Dios transforme y renueve tu mente para pensar solo en lo que sea puro, correcto, amable, bueno, etc. Y cuando estés a punto de perder tus fuerzas recuerda, “no has sufrido ninguna tentación que no sea común al género humano. Pero Dios es fiel, y no permitirá que seamos tentadas más allá de lo que podamos aguantar” - 1 Corintios 10:13

Así que no te preocupes por nada, sino ora por todo y confía en Él, en Su amor y en Su soberanía.  Mantén un corazón lleno de acción de gracias por lo que Él te  ha dado. Y cuando tu corazón comience a desear algo que no puedes alcanzar, recuerda poner tu corazón en las cosas de arriba. Olvida todo lo que has pasado y enfócate en el futuro y en lo que Dios te ha llamado hacer. Tienes mucho por que vivir y mucho que hacer.
No permitas que el enemigo ponga en ti culpas del pasado, que oscurezca la luz de Cristo en ti. Tu propósito es lo que el enemigo quiere que tú no cumplas. Así que despójate de todo lo que te roba de lo que Dios tiene preparado para ti. Pues cuando tú confías mujer, todo viene por añadidura y la bendición de Dios te sella.

“Eres Princesa de Dios y Naciste Para Reinar”
- Dra. Sarah Barek


Instagram: mujeres.unidas.internacional


Blog: http:Mujeresunidasinternacional.blogspot.com

Friday, February 23, 2018

NO TE PREOCUPES MÁS Y DILE SI A TU LLAMADO

Muchas personas inclusive ministerios y Pastores confunden las situaciones en la vida de una persona como “les pasan esas cosas por que son pocos espirituales” cuando en realidad la persona atraviesa dichas situaciones porque son parte de la vida. 

Muchos olvidan que el ser creyente, o sea, ser Cristiano, el servir en la iglesia en algún ministerio, no cancela nuestra fragilidad humana. 

Como personas pasamos situaciones en la vida que nos permite vivir felicidades, tristezas, dolor, y aún fricciones que perturban  nuestras emociones, nuestra estabilidad mental y nuestra paz con Dios. 

Se convierten en jueces, apuntan y crucifican sin misericordia aquellas personas que en un motivo u otro han o están atravesando situaciones difíciles. 

Dios toca a las personas, ellas tiene un encuentro con Él pero vuelvo y repito, esta experiencia no nos quita nuestra fragilidad humana. Es más, Cristo siendo el Hijo de Dios, lloró, sufrió y tuvo miedo. Aún más nosotros.

Lo importante aquí es de no convertirnos en jueces, pues sólo Dios es el que juzga. 

Mateo 7:1 “No juzgues para que no seas juzgado.” 

Más bien demostremos el amor, la compasión y la misericordia que Él demostró y por la cual Él murió. 

No caigamos en la religiosidad de ser “santos”  y sin “santidad” nadie entrará en el cielo. No caigamos en menospreciar o heir al que a caído o ha tenido situaciones en la vida. 

Estamos para extender la mano, para levantar y restaurar. Esa es la verdadera misión de nosotros como Cristianos! Cristo no juzgo sino amo, perdono y restauró.

A través de los años he visto como le hemos hecho daño al cuerpo con tanta religiosidad. Nadie está libre de cometer errores. Como consejera en la iglesia, Dios me ha llamado a este ministerio. Es triste ver como mujeres y personas con dones y talentos excepcionales se separan de la Iglesia porque “se les menosprecia y se les mira extrañamente” porque cometieron errores en la vida. Pregunta: ¿Que haría Jesús? ¿Como trataría a la persona caída?

Mujer, busca tu propósito sin importarte lo que los demás piensen de ti. Ya paséate tu proceso. Dios té perdonado y es más que suficiente. Busca una iglesia que viva y proclame el verdadero amor De Dios. Un amor sincero y entregado. No permitas que  nada ni nadie te robe de tu llamado. Dios te creo perfecta, hermosa y te ha perdonado y no te juzga. Levántate y resplandece. El llamado de tu Padre es lo más importante y Él a pagado el precio más alto por ti. Eres muy especial para Él y eres la niña de Sus ojos!

NO TE PREOCUPES MÁS Y DILE SI A TU LLAMADO

“Eres Princesa de Dios y Naciste Para”
Dra. Sarah Barek

Blog: 
http:mujeresunidasinternacional.blogspot.com


Twitter: twitter.com/@dra_barek 

Wednesday, February 21, 2018


GUARANTIZADA DE POR VIDA
 
La mochila estaba garantizada por vida. ¡Por vida! Los cierres, los zíperes, las hebillas y las correas, eran la de mejor calidad. La costura fue triplemente cosida con hilo de Kevlar reforzado. Un hilo fuerte de base plástica que difícilmente se rompe. La fábrica de la tela era a prueba de fuego, resiste a las roturas y prácticamente indestructible. Si la mochila no estuviese a mis expectaciones, el problema sería fácilmente arreglado o me harían un intercambio sin costo adicional, pues mi mochila era garantizada de por vida. ¡Por vida!

Junto con esta garantía espectacular, claramente el precio de ella tambien era espectacularmente exorbitante. Pero al comprarla, sabría que nunca tendría que preocuparme de que se me dañara, pues estaba garantizada de por vida.

Leí las letras pequeñas. Lo que no estaba garantizado era la suciedad. Así es, no cubría la “suciedad.” Quizás estoy simplificándolo demasiado. Pero esto es lo que decía el fabricante: -Excepciones o garantías….”No podremos, por ley, reparar su mochila si esta contiene mal olor o demuestra señales de estar sucia.” O sea, si yo tropiezo y me caigo, o simplemente se me cae la mochila y se ensucia, no me la repararan o cambiaran. Perdería su garantía, lo cual quiere decir que su garantía no es muy buena que digamos. Nadie va a comprar una mochila tan costosa sin que estos pequeños detalles estén incluido tambien, ¿no lo creen?

Jeremías 31:1 Descifra otro tipo de garantía, una sin excepciones. Es la garantía del amor de Dios para ti mujer. Ese amor nunca terminara, nunca. No letras pequeñas que leer. No hay exclusiones o peros. Esta garantía excepcional depende de una sola palabra: ETERNO. “Te he amado con un amor eterno.” Dice Dios, y Pablo elabora en estas palabras:

- Romanos 8:38-39 Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.”

Aun cuando la vida se torna sucia, incluso cuando el caos y el desorden de la vida, dicen presente, la garantía del amor de Dios para ti mujer, es de por vida. La muerte de un ser querido en tu vida, no te robará el amor de Dios. Es ahí donde Él se fortalece en ti,  un embarazo  no planeado, o la pérdida de un trabajo, o problemas en el matrimonio, o relaciones fracturadas, o pecados escondidos nada, nada, te podrá separar del inmenso amor de Dios.

¿Qué es lo que hoy te impide disfrutar el amor de Dios? Simplemente agrégalo a la lista de arriba. Esta todo cubierto y garantizado de por vida sin ninguna cláusula. Dios te ama, te perdono y te perdonara toda situación. Solo necesitas aceptarlo y tomar el paso de perdonarte tú. Tú eres la que no le permites a Él darte esa dicha y esa felicidad.

“Eres Princesa de Dios y Nacista Para Reinar”
- Dra. Sarah Barek

Instagram: mujeres.unidas.internacional
Twitter:      twitter.com/@dra_barek
Facebook: mujeres Unidas Internacional - Dra. Sarah Barek

 

 

 

 

Tuesday, February 13, 2018


SE TRANSFORMADA
 
Jeremías 31:3 Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia.”
¿Qué invención introducida durante nuestra vida ha cambiado más tu vida?
¿La computadora portátil? ¿Los teléfonos celulares? ¿Las tarjetas de débito? El  sistema de TV cable? ¿El GPS? O las ¿compras en línea?
Las invenciones transforman vidas y lo han estado haciendo desde el invento de la rueda. Algunos pueden argumentar que muchas ideas originalmente destinadas a simplificar nuestra vida más bien nos la ha complicado. Aun así, tenemos que aceptar que nuestras vidas son definitivamente afectadas, incluso transformadas por las invenciones de las últimas décadas.
Nuestros avances tecnológicos pueden ser impresionantes, pero Dios ha estado transformado vidas de manera más impresionante desde el amanecer del tiempo. El amor de Dios cambia, transforma cosas y situaciones.

Recuerda a Mateo, ¿el recaudador de impuestos? Es más que seguro que él se hizo rico haciéndole trampa a los demás. Aquellos que recaudaban los impuestos en el gobierno Romano no ganaban salario. En cambio se les permitía agregarles una  pequeña tarifa sobre los impuestos que ellos recaudaban como parte de su cobro. Estos cobros no eran nada económico y si alguien se reusaba a pagarlos, los soldados Romanos le hacían una visita a la persona que se reusaba apagarla y esta no era nada placentera.
Mateo seguramente tenia algunas amistades, pero más importante él tenía su dinero y su poder. Él estaba dispuesto a conformarse con eso. Él está dispuesto, es decir, hasta que Jesús le ofreció mucho más, más de lo que alguna otra persona le podía ofrecer. Jesús le ofreció amor incondicional y aceptación, sin importarle quien era o lo que él hacía.  

Dándose cuenta, Mateo salto de su mesa donde recaudaba impuestos y se fue, dejando toda una vida llena de mentiras, falsedades y traiciones atrás. El cambio su negocio de impuestos y su vida por Jesús, el que en aquel momento solo se le conocía como un predicador itinerario. El amor de Jesús cambio la vida de mateo para siempre. Eso es una poderosa transformación del amor.
O consideremos a Saúl de Tarso. Su intención de eliminar cada seguidor de Cristo. Saúl metódicamente los persiguió, los encarceló y los mato. O sea, él era un asesino en serie. Fue precisamente ahí donde Jesús intervino, cuando iba en camino a Damasco y le ofreció perdón, aceptación, y si le ofreció un amor noble y sincero. Ese amor transformo el corazón y la vida del asesino Saúl, dándole una nueva identidad y un nombre nuevo “Pablo.”

El poder del amor de Dios, en Cristo, todavía está vivo y activo hoy, trabajando en cada vida, en cada situación, y en cada dolor. Esta es la verdad. Esta es la promesa de Dios para ti mujer. No permitas que nada, nadie o ninguna situación te robe la bendición de ser feliz, de sentir Su amor, Su presencia y Su perdón.
Si Él pudo escoger, cambiar, transformar vidas como las de estos dos hombres, tambien lo hará contigo. Permíteselo.

“Y estoy seguro de que Dios, quien comenzó la buena obra en ti, la continuará hasta que quede completamente terminada el día que Cristo Jesús vuelva. - Filipenses 1:6

“Eres Princesa de Dios y Naciste Para Reinar”
- Dra. Sarah Barek


Instagram: mujeres.unidas.internacional
Twitter: twitter.com/@dra_barek


 
 

Saturday, February 10, 2018

7 Actitudes de Mujeres de la Biblia que Toda Cristiana Debería Imitar.

Conoce a algunas mujeres de la Biblia e inspírate
Hoy, investigaciones afirman que las mujeres ya no son mayoría en las iglesias. Ellas han sido una gran bendición en la vida de la Iglesia del Señor Jesús. A pesar del gran machismo existente en la culturas descritas en la Biblia, encontramos a grandes mujeres que tienen mucho que enseñarnos.

En homenaje a las mujeres, me gustaría destacar siete actitudes de mujeres de la Biblia que todo cristiano debería imitar.

1 – La humildad de María, madre del Señor Jesús
María fue elegida entre diversas muchachas para ser la madre del Salvador. Tal vez eso pudiera haber llevado a su corazón cierto orgullo, cierta altivez. Ella, sin embargo, dijo algo que todos necesitamos decir diariamente a Dios: “Y dijo María: «Engrandece mi alma al Señor y mi espíritu se alegra en Dios mi salvador porque ha puesto los ojos en la humildad de su esclava, por eso desde ahora todas las generaciones me llamarán bienaventurada…” (Lc 1, 46-48). La humildad de María, al ponerse en las manos de Dios y cooperar con el Señor en su gran misión, es algo realmente fascinante, que todo creyente debería imitar.

2 – La perseverancia en la oración de Ana
Ana no había tenido una vida fácil. Su marido Elcana se había aprovechado de la tradición para tener dos mujeres (1 S 1,2). Además, Ana era estéril, algo considerado como una especie de maldición en su época. Era despreciada por la otra esposa del marido y cargaba una gran tristeza en su corazón a causa de todo eso (1 S 1,6). Pero no desistió de su objetivo de tener un hijo y no se entregó a la murmuración, por el contrario, fue perseverante en la oración y pudo decir: “”Concibió Ana y llegado el tiempo dio a luz un niño a quien llamó Samuel, «porque, dijo, se lo he pedido a Yahveh” (1 S 1,20).

3 – La valentía de María Magdalena para superar el pasado
La Biblia dice que María Magdalena era una endemoniada. Jesús expulsó de ella siete demonios (Lc 8,2). No tenemos muchos detalles del pasado de esa mujer, sin embargo, ciertamente no fue un pasado que agradara a Dios. Ella, no obstante, tuvo el valor de superar su pasado negro y ser una gran sierva del Señor Jesús. Ella es mencionada siempre en compañía de los discípulos, y fue la primera en saber y creer en la resurrección de Jesucristo (Mt 28,1). Fue una mujer que mostró una superación inigualable, un verdadero retrato de transformación que Dios opera en la vida de las personas.

4 – La sabiduría de Miriam para superar las crisis
El faraón había determinado que cada egipcio tenía que matar a los niños que nacieran de judías (Ex 1,22). Esa orden puso en riesgo la vida de Moisés, que aún era bebé. Pero la estrategia de la madre de Moisés y Miriam, su hermana, le salvó la vida. No fue fácil. Miriam mostró una sabiduría grandiosa al seguir al niño que fue colocado en una cesta en el río, convenciendo a la hija del faraón de entregar al niño a su propia madre, para que cuidara de él durante algún tiempo (Ex 2,7). Ella salvó la vida de Moisés con su forma sabia de lidiar con las situaciones adversas.

5 – El temor de Dios de la prostituta Raabe
Raabe es mencionada en la Biblia como prostituta. La Biblia no esconde lo que era ella. Pero tampoco esconde el cambio que estaba ocurriendo en su corazón. En el diálogo que tuvo con los espías de Israel, que ella escondió en su casa con el objetivo de protegerlos, ella nos muestra un grandioso temor de Dios: “Al oírlo, ha desfallecido nuestro corazón y no se encuentra ya nadie con aliento en vuestra presencia, porque Yahveh vuestro Dios, es Dios arriba en los cielos y abajo en la tierra.” (Jos 2,11). Una gran confesión de temor al Señor. Considerando que Raabe vivía en medio de un pueblo pagano, la declaración de ella muestra cuán grande fue su temor. Tan grande fue su actitud frente a Dios, que formó parte de la genealogía de Jesucristo (Mt 1,5).

6 – El fervor misionero de la mujer samaritana
La mujer samaritana, como todos saben, tuvo un gran encuentro con Jesús cerca de un pozo donde fue a buscar agua (Jn 4,9). Jesús le revela los errores que ella había cometido en el pasado y el presente, y le dijo algo muy poderoso que impactó su corazón. ¿El resultado? El fervor misionero se apoderó del corazón de esa mujer, que llevó las palabras de Jesús a su pueblo, que no lo conocía: “La mujer, dejando su cántaro, corrió a la ciudad y dijo a la gente: «Venid a ver a un hombre que me ha dicho todo lo que he hecho. ¿No será el Cristo?» Salieron de la ciudad e iban donde él.”

7 – El carácter de la mujer virtuosa sin nombre de proverbios
Los últimos versículos del libro de Proverbios están dedicados a alabar el carácter de una mujer que no tiene nombre, pero que bien podría ser alguna de las grandes mujeres de Dios, que existieron y existen en nuestros tiempos. Esa mujer presenta virtudes en el cuidado de la familia, del marido, de los hijos; en la forma honesta y dedicada con la que trabaja; en el ejemplo que da al prójimo, en la forma sabia con la que vive su vida, etc. Este texto muestra un resumen de las cualidades de las mujeres de Dios y cómo éstas son importantes.

Todas tenemos algo de las características de esta mujeres en nuestro DNA. Podemos tomar las cosas buenas y aprender de ellas o desechar las cosas malas. Todo está en tratar de ser mejores y honrar al Señor. Él nos lo ha dado todo. Seamos recíprocas con Él, pues se lo merece no creen?

Somos linaje escogido, real sacerdocio, y poderosas en Cristo nuestro Rey. Ponte tú Corina y toma tu posición como Su hija y Princesa.

“Eres Princes de Dios y Naciste Para Reinar”
-Dra. Sarah Barek

Instagram: mujeres.unidas.internacional

Blog:
http:mujeresunidasinternacional.blogspot.com/?m

Twitter: twitter.com/@dra_barek